martes, 18 de agosto de 2009

Yo Elijo

Cada día que comienza, cada día que amanece, cada día que abro mis ojos, cada día que veo el sol, o el cielo gris, o la lluvia, o siento el viento... cada día, como todos los días, me visto, me lavo, desayuno, me preparo, salgo a la calle, salgo al mundo; dejo mi hogar, y me dirijo a mi trabajo.

Cada día, como tantos otros, uno tras otro, comienzo mi jornada laboral, como la comencé ayer, o antes de ayer, o como seguramente la comenzaré mañana.

Entonces, me acuerdo de respirar... inhalo profundamente una bocanada de aire, y luego..... exhalo lentamente, sintiendo como el aire escapa de mis pulmones.

Entonces es ahí, cuando recuerdo que estoy vivo, y que debo disfrutar el minuto presente, porque sé que éste NO volverá jamás.

Sé, con certeza, que éste día NO volverá a nacer otra vez.

Entonces, cuando tengo este sentimiento, me niego rotundamente a sentirme depresivo, agotado, o sin ánimos de nada; pues sé, que al sentirme así, sólo será un tiempo malgastado; y como sé que este día no volverá a existir, será un tiempo perdido.

Cuando me siento triste o abatido, o menospreciado o desolado, o abandonado.... pienso en esto: "lo único que realmente poseo, es este tiempo presente, en que puedo decidir, cómo sentirme, y elijo... sentirme alegre, sí, alegre, aunque no tenga motivos alrededor.... pero ELIJO buscar alegría en mi interior".

Espero que estas sencillas palabras te puedan servir,... como lo han hecho conmigo.

Abrazos!!!

8 comentarios:

Juan Pablo dijo...

amigo buena postura la tuya hacia la vida. pero dime una cosa como puedo hacer cuando me pasan tantas cosas en un día.

primero: me levanto y salgo al trabajo, y un perro maricon me tira toda la basura dejandola regada por todo lados, teniendo que limpiar toda la mugre y llegando tarde por esto al trabajo.

segundo: mi segundo intento de ir a trabajar, se convierte en dolor cuando resbalo de la escala en donde vivo, caigo de culo y me pego en el codo.

tercero: el programa de educación en el cual le hemos puesto mucho empeño con una compañera de laburo, no resulta por que una irresponsable se le ocurre no presentarse, sin avisar con anterioridad, teniendo que retrasar todo lo logrado hasta el momento

cuarto: el partido de Babyfutbol que habiamos organizado se tiene que suspender, por quienes se habian comprometido y desertan a ultima hora.

quinto: llego a mi casa y me doy cuenta que no tengo la llave para entrar a ella, teniendo que hacer malabares para poder ingresar por una ventana contigua, quedando todo embarrado y sucio.

¿QUIEN DIJO QUE LA MALA SUERTE NO EXISTE?

soy prueba viviente de que si.
aunque me da mucha risa lo que me paso, igual gracia no tenía cuando sucedia.

jajajaja

lo siento amigo, pero tengo que disentir nuevamente contigo. Ups!!!! XD

Anónimo dijo...

Has elegido muy bien, la alegría interior es la que permanece.

MANE dijo...

hay dias que la vida no te sonrie,pero al menos hay que tratar de sonreirle para ver si aliviamos un poquitin,la vida tiene un lado A y uno B como los cassettes jajaja
un abrazo
ahhh apareceeeeeeeeeeeeee

tiz dijo...

de uno depende la felicidad, es verdad

la-jueza dijo...

Muy buena lección para los depres. Esa misma ha sido mi forma de vivir la vida.... hay que encontrarle siempre el lado bueno a lo que nos pasa. Escribes muy bien Pablo,,, te felicito.

MANE dijo...

oye pinguino ,esta bueno que escribas algo ,como eso pura pega ahhhh

jajaj
besos xau

Ligia Melo Martínez dijo...

Marcelo:
Claro que lo que has elejido es lo más adecuado para vivir a plenitud...la vida es tan corta que vale la pena vivirla alegremente....y la mejor alegría es la que viene de dentro hacia afuera.

P.D.:
Gracias por visitar mi blog y dejar tus huellas.

.

Yo... dijo...

bueno, son palabras agradables realmente, miren que ir en busca de cosas como horóscopos y tarot para ver si bajas los pies de la cama y que hacerte de desayuono, vamos a salir a la calle y si tropezamos hagamoslo con dignidad...